La cura con zanahorias

Al ingerir zanahorias en abundancias no solo le estamos aportando al organismo una importante cantidad de vitaminas y minerales sino que también, le estamos ayudando a liberarse de ácido úrico y otros venenos.

Sus poderes curativos son amplios y actúa sobre la anemia, enfermedades del hígado, riñones, vejiga, pulmones, garganta, estomago, intestino y piel. Es muy efectiva en problemas de constipación y actúa como depurativo en general.

La cura con zanahorias puede durar varias semanas o el tiempo que se desee, ya que no posee ninguna contraindicación. Se extrae el jugo tal como se indica para la cebollas (ver recuadro) teniendo la precaución de hacer la cantidad necesaria para cada día y de no dejar la cuchara dentro del mismo. Mantenerlo bien tapado.

Hay que beber de 5 a 7 cucharadas cada hora pudiéndose tomar también cuando nos despertamos durante la noche.

Mientras dura la cura hay que comer muchas ensaladas verdes a las que se les pueden agregar muchas hierbas silvestres (borraja, lengua de vaca, amargón, etc.), todo ello sin sal ni vinagre, si puede llevar limón.

Publicado en Salud | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario